El frío

El frío

El óxido se acumula en la mirada
de los ojos que se aferran a pasados infinitos,
derramando denso barro por la boca
que no supo articular las palabras adecuadas.

Mirar con desdén a los ojos del destino
que le sirve de coartada a los sueños rotos y marchitos,
mientras luchan por avanzar sin levar anclas
intentando alcanzar nubes que se alejan en la distancia.

Describir la recta más curvada de la historia
y llegar al mismo punto que fue principio,
tropezarse con los propios cordones deshilachados
de unos zapatos que no saben hacia dónde avanzan.

Mejor no esperar a que el tiempo dé una tregua
y decida parar sus manecillas para darnos un respiro,
pues mientras las alucinaciones y el sueño invaden al alpinista
su cuerpo va muriendo lentamente de frio.

Keral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s