Los labios sobre los labios

Porque no hay nada más repentino
que dos labios sobre dos labios,
ciegos, avanzando a tientas,
cruzándose en el mismo instante.

Alientos confundidos,
susurros en el aire
sonrisas fugaces que vuelan
buscando dónde posarse.

Tímidos gemidos que impregnan
jugosas pausas de dulce muerte intermitente
en un tiempo que, cuanto más avanza,
más parece detenerse.

Breves instantes de líquida ausencia
donde el sapiens se empieza a extinguir
donde nadie siente sin morir previamente
y nada importa si afuera el mundo
estuviera a punto de llegar a su fin.

donde la fría noche se transforma en cálida aurora
y el espacio infinito parece caber
en el estrecho abismo que dejan dos cuerpos
que, torpemente, comienzan a amarse.

Keral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s