Geografía poética III: INDIA

Geografía Poética III: India

Taj Mahal

“Profunda, obsesiva, lírica, indescifrable.

India.

Envidia del caos,
hambruna y derroche,
acción y contradicción
de límites insospechables.

Bella y nauseabunda, mística y masticable,
escupe entre sus dientes
el jugo de sus estambres
con aroma a incienso, basura y curry,
vacas sagradas y humanos venerables.

Esa es India,
la siempre India.

Apasionada y ambigua, efímera e inabarcable,
esconde entre sus mantras una historia interminable.

Agua y viento, tierra y llama
vacío silencio de ruido inalterable.

India y solo India.

Inmensa desde sus inicios.

Eterna hasta sus finales.”

Keral

Si queréis escuchar el poema con mi viva voz, podéis hacerlo en este otro lugar, pinchando aquí:

Anuncios

Solo llegar, quizá

 

Llegar

solo llegar, quizá.

Desnudar el alma

y esa piel que añora un íntimo contacto,

romper las barreras de lo improbable

y llegar,

solo llegar…

Quizá huimos siempre de las posibilidades,

saboteando desde dentro

la más tierna intimidad de nuestro sueños,

derramados como denso mercurio

sobre el suelo cristalino de nuestra mirada.

Y…

¿si llegamos?

¿Descubriremos que todavía

no creeremos que hemos llegado?

¿O llegar no se descubre,

simplemente

                                              … se consigue?

Quizá.

Al fin y al cabo

solo es eso,

llegar,

solo llegar,

quizá.

Keral

Sobre ausencias y más cosas:
Llevaba mucho sin publicar.

Un Viaje Creativo, el hermano viajero del Atlas, ha tenido la prioridad absoluta desde que se creó de cara a mi etapa viajera. Esa etapa ahora ha tenido un cambio, que no un final. El viaje, que iba con visos de ser de varios meses seguidos, ha vuelto a la base, a Madrid, para continuar de otra forma.

Así, el Atlas vuelve a producir, espero que de forma más continuada.

Mis disculpas a los que dejasteis de tener noticias mías.

Solo había que llegar. Quizá.

El pastor de nubes

Dedicado a Eduardo Galeano.

Amador Luna era ya anciano cuando mis pasos acabaron encontrándose junto a su sombra. 

Me contó que era pastor de nubes y que había varios como él repartidos por el mundo, en lugares estratégicos situados cada varios cientos de kilómetros. Cada uno se encargaba de una franja del cielo y las movían, removían, agitaban y agrupaban  todos los días menos los nublados, que era cuando descansaban.

  • ¿No te has fijado en que, de vez en cuando, hay personas que miran muy atentas hacia el cielo? – me dijo-.  Esos somos los pastores de nubes. Nos encargamos de darles forma, movimiento, agrupar a las más perezosas y recoger a las más rezagadas. Las moldeamos haciendo esculturas, pero claro, duran solo unos segundos. Las nubes son muy volátiles y revoltosas y no se dejan esculpir tan fácilmente como el mármol o la madera.

Con cierta fascinación e incredulidad, le pregunté:

  • Pero… ¿y los días nublados, los de lluvia?
  • Los días de lluvia es cuando se reúne la tribu entera, bailan, saltan unas contra otras, hacen fiestas, abren champán y, cuando la fiesta está más animada, las copas se derraman y caen sobre nuestras cabezas.

 

Keral

Los últimos segundos de Norma Jean

Está tensa. Su mano izquierda tiembla. Duda. Tiene miedo.

Se mira a los ojos, el espejo los refleja como un eco.

 

El metal se levanta y secciona el tejido como mantequilla.

Es breve.

 

Los mechones rubios impactan contra el suelo.

Norma se vuelve a mirar…

…dando la bienvenida a Marylin.

 

Keral

Disculpas de ausencia (+VÍDEO PRESENTACIÓN EL VIAJE CREATIVO)

Buenas a tod@s. Como habréis comprobado, la última entrada quedó hace ya unas semanas. He estado un poco-bastante-muy atareado con el el hermano viajero del Atlas, el Viaje Creativo y he tenido que ausentarme temporalmente de mis escrituras aquí. En breve volveré a publicar e intentaré llevar otra vez cierto ritmo.

A cambio os dejo algo especial, el vídeo que presenta mi Viaje Creativo, dedicado a todos los que estarán en él. Espero que lo disfrutéis.

¡Hasta los próximos versos!

 

 

Dale tus lágrimas al aire

Dale tus lágrimas al aire
deja que él las guarde y las transforme
en punto de rocío
la mañana de un nuevo día
cubriendo las rosas amargas de ese tiempo pasado
que arañan, desgarrando,
las arterias de tu pensamiento.

Deja que coagulen y precipiten
en una masa sólida y uniforme
que puedas separar con las yemas de tus dedos
de la superficie pulida de tu mirada,
como legañas imposibles
que te impiden abrir los ojos
y que, con el líquido limpio y cristalino
permiten al fin el paso de la luz
que tanto estabas suplicando,
agazapada, oculta
improbable en tus previsiones
de oscuridades y días nublados.

Las lágrimas solo sirven
para expulsar los miedos cristalizados
y si no tenemos eso en cuenta,
que drenamos lo que nos envenena,
pudre y contamina
viviremos en la mentira
de que nunca los habíamos expulsado.

Keral

El fotógrafo programado. Toma 2 (según Un Viaje Creativo)

Esta vez el Fotógrafo Programado lo ha realizado el hermanito pequeño del Atlas,  ahora con una cámara mucho más decente que la de la Toma 1 que hice hace unos meses.

Si queréis ver cómo ha quedado, pinchad sobre el marcianito, que os llevara al Viaje.

DSC1234-2

A ver si os gusta la segunda toma de El fotógrafo programado.